Sobre mí

DSC_0991No me gustan  los currículums.

Los currículums clásicos, quiero decir. Esos que ilustran fecha por fecha la letanía de nuestros éxitos y miserias personales. Son más aburridos que un manual de instrucciones de un mueble ikea.

He hecho tantas cosas diferentes que si un día tuviese que hacer un currículum sincero, parecería el rollo de los Salmos. He vendido aspiradoras, hamburguesas, perfumes y periódicos; he servido en bares, bodas y antros nocturnos. He trabajado en empresas privadas e instituciones internacionales. También he tenido una galería de arte en Bruselas.

Carezco de noción de carrera y no creo ni en el éxito ni en el fracaso. Voy de proyecto en proyecto y de ciudad en ciudad como quien navega de isla en isla, dejándome llevar por las olas y pensando en mis cosas.

A lo largo de este viaje la inspiración va naciendo de diversas fuentes y es así como, poco a poco,  voy tejiendo con sutil obstinación arácnida este hilo conductor de mi vida que es el arte.

******
El proceso creativo

Una vez  mis personajes vienen al mundo no queda ningún vínculo entre nosotros.  Se convierten en seres faustianos, con una profunda individualidad e identidad propias. Trascienden la realidad (mi realidad interior)  y se convierten en seres absolutamente lejanos y desconocidos.

Al principio los observo con una gran distancia, pero luego, son ellos quienes empiezan a observarme a mí.

Reconozco que a veces me intimidan.
Suelo encerrarlos en el sótano de mi casa.

 

 

Enregistrer

Enregistrer

Enregistrer

Enregistrer

Enregistrer